El Producto

Pinturas al Horno

Pinturas al Frío

Pinturas Textiles

Pinturas Vitrales

Nuevos Productos

Pintura Textil Resistente

Colores Frutales

Kit de Pintura Textil

Super Nova Gel

Caja de 12 Unidades

Kit de Pintura Textil

Pintura Vitral

Aplicaciones de Productos

Betún y Pátina

Brillos al Frío

Brillo Espejo

Especiales Textiles

Técnicas Recientes

Árbol Colorido

Caja con pájaros

Tulipanes Erguidos

Bodegón con Relieve

Otros Servicios

El Manual del Ceramista

Galería de Usuarios

Suscríbete a nuestro boletín

Récords de adornos navideños en el Museo de los Récords en Praga

Aseo del hogar, compras de regalos, preparación de típicas galletas y decoración del árbol de Navidad. Estas actividades caracterizan los días prenavideños de los checos.

En el Museo de los Récords, en la ciudad de Pelhrimov, al sudeste de Praga, decidieron celebrar la Pascua de Navidad de manera diferente. Exhortaron a la población a confeccionar algún objeto vinculado con la Navidad pero único desde el punto de vista del tamaño o la cantidad.

Los alumnos de una escuela básica de la ciudad de Tábor, Bohemia del Sur, decoraron las ventanas de su escuela con 15 mil copos como de nieve pero recortados en papel. Otro récord, según Miroslav Marek del Museo de los Récords, lo crearon en la ciudad de Karviná, en el noreste del país.


"Hace unos días hicieron allí la más larga cadena de papel en Bohemia. Ésta tiene 16 kilómetros y 905 metros de longitud. El señor Robert Zauer, quien se dedica a confeccionar adornos de paja, confeccionó a su vez varios adornos de tan sólo 16 milímetros de diámetro. El más grande adorno de paja lo hizo por su parte Jaroslav Vajbar, un vinicultor de Moravia. Tiene dos metros de altura y para su realización el señor Vajbar necesitó casi dos kilómetros de paja".

En el Museo de los Récords tienen también nacimientos en miniatura, estando situado el más pequeño en una cáscara de pistacho. Miroslav Marek, del Museo de los Récords se refirió también al más grande pesebre en territorio checo que, no obstante, no se encuentra en el museo por no caber en él.


"El pesebre lo talló en madera el señor Jirí Halouzek y lo componen cincuenta figuras de tamaño natural. La estatua de San José, por ejemplo, mide dos metros de altura. Para la realización del nacimiento se necesitó un tronco para cada una de las figuras presentes en él".


En el Museo de Pelhrimov disponen también, por ejemplo, del más pequeño osito de peluche, juguete predilecto de los niños. Éste tiene sólo 30 milímetros de altura. En víspera de la Navidad, el Museo de los Récords suele organizar una actividad en la que es presentada la más grande trenza de Navidad, hecha de masa, tradicional dulce que no puede faltar en los hogares checos en estas fiestas.

Este año hornearon en Pelhrimov dos trenzas navideñas, cada una de más de tres metros de longitud y cincuenta centímetros de ancho. Y el próximo año desearían batir también este récord.

Fuente: Radio Praga (versión en español)