El Producto

Pinturas al Horno

Pinturas al Frío

Pinturas Textiles

Pinturas Vitrales

Nuevos Productos

Pintura Textil Resistente

Colores Frutales

Kit de Pintura Textil

Super Nova Gel

Caja de 12 Unidades

Kit de Pintura Textil

Pintura Vitral

Aplicaciones de Productos

Betún y Pátina

Brillos al Frío

Brillo Espejo

Especiales Textiles

Técnicas Recientes

Árbol Colorido

Caja con pájaros

Tulipanes Erguidos

Bodegón con Relieve

Otros Servicios

El Manual del Ceramista

Galería de Usuarios

Suscríbete a nuestro boletín

Homenaje al Cartelismo Español

A punto de cumplirse el 100 aniversario del nacimiento de Josep Renau, el mayor cartelista español, la Asociación Cultural Rey Ordoño I organiza en Villamejil (León) una muestra dedicada al cartelismo de los tiempos de la Guerra Civil española.
Esta asociación cultural, casi sin medios económicos, y en una comarca leonesa deprimida, suele organizar anualmente interesantes actividades culturales, emblemáticas entre las de su provincia. El 5 de agosto organiza la velada poetica Versos a Oliegos, de la que edita un libro de poesía; del 8 al 20 presenta la muestra del cartelismo, y además promoverá otras iniciativas y conferencias.
Con la serenidad que da el paso del tiempo, y que hoy nos permite una mirada pausada y reflexiva sobre el pasado, pese a todos los dramatismos que éste encierra, la Asociación Cultural presenta en el año 2006 una nueva exposición cargada de interés histórico y artístico, elaborada merced a la ayuda del Ministerio de Cultura, que ha permitido el acceso a sus fondos documentales.
En la muestra se puede detectar el dramatismo del conflicto que desgarró durante tres años a España, pero también el valor artístico que desplegaron los bandos combatientes para convencer a las masas a través de un sistema de comunicación que estaba alcanzando su punto máximo en el siglo XX: el cartel, un sistema de comunicación que ha ido evolucionando en la medida que lo hacía la técnica.
El cartelismo en la historia
España siempre ha sido un país con tradición cartelista, vinculada –más que a su economía- a sus tradiciones festeras. Los primeros carteles taurinos en los que se combinó texto e imagen, se publicaron hacia 1.770. En España, desde entonces, la comunicación en el mundo taurino estaría vinculada al cartel.
También otras citas –fallas, exposiciones, fiestas diversas- serían publicitadas desde entonces mediante el cartelismo, aunque éste –por las técnicas tipográficas- no alcanzaría un desarrollo masivo sino en la segunda mitad del siglo XIX.
Hay momentos especialmente interesantes en este arte. Se dice que Toulouse Lautrec fue el creador del cartel moderno, en el tramo final del XIX. El artista recibió encargos para hacer la cartelería de la mayoría de cabarets parisinos. El primero lo realizó en 1891 para el Moulin Rouge.
También en el modernismo catalán se aprecia un momento de brillo del cartel. Más tarde, con la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa, el cartelismo fue utilizado de forma masiva.
Tanto rusos como norteamericanos aplicaron de lleno este sistema de comunicación que estaba en auge en el plano comercial
La Alemania hitleriana y la Italia de Musolini seguirían utilizado este elemento de comunicación de una forma efectista, en un universo en el que también se popularizaba la utilización de la radio y el cine, instrumentos todos que –sobre todo en Alemania- sirvieron para manipular hábilmente a las masas.
Se dice que en la Primera Guerra Mundial se elaboraron más de 10.000 carteles diferentes, algunos de los cuales han adquirido gran fama, como aquel en el que el tío Sam reclama la ayuda para acudir al frente.
Modernismo, impresionismo, cubismo... el arte fue influyendo en el cartel, aunque el más clásico fue el que tomó una perspectiva del Realismo Social soviético, que influenciaría el cartelismo alemán y más tarde al español, aunque con ciertas diferencias.
Curiosamente, todos ellos suelen acudir a prototipos de cuerpos más fuertes que seductores, vistosidad, grandiosidad y gestualidad, con toques a veces futuristas.