El Producto

Pinturas al Horno

Pinturas al Frío

Pinturas Textiles

Pinturas Vitrales

Nuevos Productos

Pintura Textil Resistente

Colores Frutales

Kit de Pintura Textil

Super Nova Gel

Caja de 12 Unidades

Kit de Pintura Textil

Pintura Vitral

Aplicaciones de Productos

Betún y Pátina

Brillos al Frío

Brillo Espejo

Especiales Textiles

Técnicas Recientes

Árbol Colorido

Caja con pájaros

Tulipanes Erguidos

Bodegón con Relieve

Otros Servicios

El Manual del Ceramista

Galería de Usuarios

Suscríbete a nuestro boletín

Expresionismo: Die Brücke

Dentro de los atractivos que prepara Viena para este verano está una amplia muestra sobre los artistas de Die Brücke (El Puente) que fueron claves en la pintura moderna alemana.
Los luminosos colores de la asociación de artistas de Die Brücke fascinarán a todo el que visite la exposición “Expresionismo: Die Brücke”, del 1 de junio al 2 de septiembre de 2007 en el museo Albertina.
Serán alrededor de 250 dibujos, pinturas, grabados y objetos para dar una imagen del movimiento fundado en 1905 con espíritu revolucionario, que ha pasado a ser parte del clásico arte moderno.
Con el fin de explorar nuevos caminos del arte, Ernst Ludwig Kirchner, Fritz Bleyl, Erich Heckel y Karl Schmidt-Rottluff se unieron en 1905 en la ciudad alemana de Dresden y luego integraron en su grupo a Emil Nolde y Max Pechstein.
Su manera de abordar las formas y el color transformó profundamente la pintura de la era moderna. Las formas se redujeron a lo esencial y el color comenzó a aplicarse de manera independiente de la naturaleza, permitiendo que surgieran montañas de figuras triangulares en rojo, azul, verde y amarillo.
Formaron un conjunto que tiene personalidad propia, aunque forma parte del expresionismo, y trataron de realizar un arte con personalidad alemana, ligándose a la vida real, pero desde una posición alejada de oficialismos y aburguesamientos.
El grupo, que mantenía contactos habituales, conservó durante su existencia una integración como comunidad de artistas, una especie de gremio artístico aglutinado principalmente en torno a Kirchner, y exponía en muestras colectivas sus cuadros caracterizados por cierto colorismo estridente, caótico.
También cabe destacar en la exposición que se presenta en Viena los impresionantes grabados en madera de los artistas de Die Brücke, que ponen de relieve la simplificación de las formas. Estas obras figuran hoy entre los más valiosos ejemplos del expresionismo.
Los jóvenes pintores de Brücke – influidos por gentes tan diversas como Gauguin o Van Gogh- se dejaron influenciar por el arte primitivo de otras culturas, sobre todo de tribus africanas, lo que se refleja en los rostros con carácter de máscaras, o la representación estilizada de cuerpos esbeltos y alargados.
Entre los temas más destacados figura la representación de la vida pujante en grandes metrópolis como Berlín, que a los artistas procedentes de pequeñas aldeas fascinaba tanto como la contemplación de paisajes montañosos o la belleza de la naturaleza virgen de los mares del sur.