El Producto

Pinturas al Horno

Pinturas al Frío

Pinturas Textiles

Pinturas Vitrales

Nuevos Productos

Pintura Textil Resistente

Colores Frutales

Kit de Pintura Textil

Super Nova Gel

Caja de 12 Unidades

Kit de Pintura Textil

Pintura Vitral

Aplicaciones de Productos

Betún y Pátina

Brillos al Frío

Brillo Espejo

Especiales Textiles

Técnicas Recientes

Árbol Colorido

Caja con pájaros

Tulipanes Erguidos

Bodegón con Relieve

Otros Servicios

El Manual del Ceramista

Galería de Usuarios

Suscríbete a nuestro boletín

Exposición que reúne 120 obras de Fragonard y otros artistas

CaixaForum presenta Jean-Honoré Fragonard (1732-1806).Orígenes e influencias. De Rembrandt al siglo XXI. Del 10 de noviembre de 2006 al 11 de febrero de 2007
Se trata de una exhaustiva exposición que reúne 120 obras de Fragonard y otros artistas
Maestros como Rubens, Van Dyck o Rembrandt, contribuyeron al arte de Jean-Honoré Fragonard, aunque su notable talento le permitió desarrollar un estilo delicado, de luces de nácar matizadas por sombras, con figuras perfiladas por un trazo de pincel vigoroso. Menospreciado a principios del siglo XIX e idolatrado más tarde, Fragonard es un artista de gran valor plástico, que ocupa un lugar relevante en la historia de la pintura, aunque poco conocido por el público.
Con motivo del bicentenario de su muerte, la Obra Social ”la Caixa” contribuye a la difusión de su obra y a romper los tópicos que lo convierten en pintor de corte a través de una exposición que reúne sus obras más conocidas y que plantea algunas de las cuestiones que han salido a la luz recientemente.
La muestra reúne entre pinturas y dibujos procedentes de coleccionistas particulares e instituciones como el British Museum, el Museo del Louvre, la Tate Britain, la National Gallery de Londres, la National Gallery de Washington, el Museo del Ermitage, el Museu Nacional d’Art de Catalunya, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, entre otras. Confronta las telas de Fragonard con obras de Rembrandt, Tiepolo, Fabritius y Ruisdael, entre otros, que fueron modelos a seguir, a fin de invitar a apreciar las afinidades. También permite al público acercarse a la posteridad artística de Fragonard con pinturas de su cuñada Marguerite Gérard y su hijo Alexandre-Evariste, así como de pintores del siglo XIX de la talla de Daumier y Monticelli.
El broche lo ponen dos artistas contemporáneos, el nigeriano Yinka Shonibare y el británico Glenn Brown, cuyas obras demuestran que la huella del artista sigue dejando su impronta en los creadores de hoy.
La exposición Jean-Honoré Fragonard (1732-1806). Orígenes e influencias. De Rembrandt al siglo XXI, comisariada por Jean Pierre Cuzin, se puede visitar en CaixaForum (av. del Marquès de Comillas, 6-8, Barcelona), del 10 de noviembre de 2006 al 11 de febrero de 2007.
Ésta es la primera exposición del artista que se lleva a cabo en España, y la más importante después de la gran retrospectiva que se presentó en 1987 en el Grand Palais (París) y en el Metropolitan Museum (Nueva York).
Junto a Watteau y Chardin, Fragonard es uno de los pintores franceses más populares del siglo XVIII, ligero y placentero, y el que mejor ilustró el placer de vivir y la libertad de costumbres del ancien régime, justo antes de la Revolución. Las últimas dos décadas de investigaciones han permitido conocer mejor la personalidad y el trabajo de Fragonard, que en vida estuvieron rodeados de incertidumbres. La falta de una cronología precisa de su obra y el hecho de que, a lo largo del siglo XIX, se le atribuyeran numerosas pinturas y dibujos, le han privado de ser reconocido como uno de los primeros artistas modernos.
Adelantándose a su época, Fragonard pintó directamente del natural. Incluso cuando abordó motivos religiosos, históricos y mitológicos, el tema fue un pretexto para poner en juego valores pictóricos. Su estancia en Roma le proporcionó un conocimiento profundo de la tradición artística. El pintor forma parte de la generación de artistas que fueron contemporáneos de la creación de los museos y que entendieron el legado del pasado como un terreno de aprendizaje y experimentación. Fascinado por la obra de los grandes maestros del Renacimiento copió, hizo pastiches y reinterpretó los grandes temas clásicos desde una perspectiva que hoy resulta moderna.