El Producto

Pinturas al Horno

Pinturas al Frío

Pinturas Textiles

Pinturas Vitrales

Nuevos Productos

Pintura Textil Resistente

Colores Frutales

Kit de Pintura Textil

Super Nova Gel

Caja de 12 Unidades

Kit de Pintura Textil

Pintura Vitral

Aplicaciones de Productos

Betún y Pátina

Brillos al Frío

Brillo Espejo

Especiales Textiles

Técnicas Recientes

Árbol Colorido

Caja con pájaros

Tulipanes Erguidos

Bodegón con Relieve

Otros Servicios

El Manual del Ceramista

Galería de Usuarios

Suscríbete a nuestro boletín

Conocer a Velazquez

El museo del Prado presenta, hasta el 24 de febrero de 2008 una propuesta extraordinaria para profundizar en el conocimiento del gran pintor sevillano: Fábulas de Velázquez. Mitología e Historia Sagrada del Siglo de Oro.

Madrid, noviembre de 2006


Los orígenes sevillanos, su visión naturalista de la mitología, sus tiempos romanos, sus cuadros históricos... Un análisis de Velázquez articulado a lo largo de siete epígrafes temáticos, en los que se confronta su obra con la de sus contemporáneos.

La exposición reúne 28 obras de Velázquez junto a otras 24 de diecisiete artistas diferentes lo que permite apreciar el contexto creativo en el que el sevillano realizó algunas de las pinturas más significativas de su carrera. Entre las obras de Velázquez que pueden admirarse en la exposición se incluyen 12 préstamos, como la Venus del espejo, de la National Gallery londinense.
Las 52 obras reunidas en la exposición abarcan temas que proceden de la historia sagrada, la mitología o el mundo antiguo, y ellas muestran la originalidad del pintor, su evolución y versatilidad técnica en cuatro décadas de su carrera. Para ello, las obras del sevillano se enfrentan con otras de artistas diferentes describiendo de manera general la respuesta del artista a los estímulos creativos externos. Entre estas últimas, figuran sendas esculturas de Martínez Montañés y Gregorio Fernández, pinturas de autores anteriores como Tiziano y Caravaggio, obras de los grandes artistas españoles de su generación y la anterior, como el Greco, Ribera y Zurbarán; y piezas de los principales pintores extranjeros en activo cuya obra conoció y en algún caso le influyeron como el flamenco Rubens, los franceses Poussin y Claudio de Lorena o los italianos Guercino, Guido Reni o Máximo Stanzione.

La selección velazqueña está formada por las composiciones de Velázquez de carácter sagrado o mitológico que conserva el Prado, junto a otras importantes pinturas del artista como Cristo en casa de Marta y María, Inmaculada Concepción y San Juan Evangelista, de la National Gallery de Londres; San Pablo del MNAC; La cena en Emaús, de Dublín; La túnica de José de El Escorial (que se podrá ver junto a La fragua de Vulcano); o La tentación de Santo Tomás, de Orihuela.

Entre las obras de otros autores presentes en la muestra cabe destacar El triunfo de David de Poussin, San Juan Bautista de Martínez Montañés; José y la mujer de Putifar de Guido Reni; Demócrito de Ribera; Inmaculada Concepción de Alonso Cano; o Heráclito de Rubens.

Algunas de las obras más representativas se muestran emparejadas con las de otros grandes artistas de temática similar, como Los borrachos y Joven con cesto de frutas de Caravaggio, la Venus del espejo y Las tres Gracias de Rubens, o Cristo crucificado y el Cristo yacente del escultor Gregorio Hernández.

Articulada a través de un criterio temático y cronológico, la exposición se divide en 7 secciones que permiten apreciar la evolución del arte de Velázquez: Sevilla: religión y vida cotidiana; Mitología y realidad: Los borrachos; El horizonte romano; Devoción y meditación; El desnudo; La filosofía y la historia, Y La narración.